27 octubre 2006

¿Qué tal la violencia en colombia?

Después de leer esta nota no me queda más que reirme, esta es una muestra de la violencia en colombia, de los renombrados terroristas contra los que lucha nuestro presidentillo...

Pasajeros denunciaron que fueron atracados con ratas en una buseta

'O me dan ya 10 mil pesos o suelto a las ratas', les dijo el ladrón a los pasajeros del vehículo.

La buseta acababa de pasar frente a la sede principal de la Policía Metropolitana de Bogotá, por la calle sexta y con rumbo al occidente, cuando un hombre subió al vehículo, saltó por encima de la registradora y sacó de los bolsillos de su chaqueta dos 'armas' poco convencionales con las que logró atracar a buena parte de los 15 pasajeros del vehículo.

"Si no me dan 10 mil pesos, suelto a este par de ratas dentro de la buseta", dijo el sujeto con tono amenazante, cuenta Nelly de Bedoya, una ama de casa de 52 años que volvía a su casa tras hacer unas compras en el centro y que, según confesó, pasó "un susto enorme".

"Era un tipo alto, delgado, de pelo rizado, con barba de varios días y, aunque no estaba sucio, sí se veía descuidado en su presentación. Y como ahora los conductores andan encerrados en esa división que tienen las busetas y con el radio a todo volumen, el chofer ni se dio cuenta de lo que estaba sucediendo".

Según la testigo, las dos ratas eran de un tamaño considerable, el sujeto las tenía cogidas por el lomo y se las acercaba a la gente para asustarlos.

"Algunos pasajeros, en especial las señoras, comenzaron a gritar y se subieron a las sillas. Un señor sacó un billete de dos mil pesos y se lo ofreció diciéndole: 'tome esta plata y no moleste más'.
Pero el tipo le respondió: 'No. Son 10 mil o suelto las ratas".

A partir de ese momento, cuenta la señora de Bedoya, varias personas le empezaron a entregar billetes. "Una señora abrió el bolso y le entregó un billete de cinco mil pesos. El ladrón recogió mucho más de los 10 mil pesos que pedía".

"Con una rata en cada mano y con toda tranquilidad -continúa la testigo- el tipo iba recogiendo dinero. Luego se fue hasta hasta la puerta trasera, timbró, el chofer paró la buseta y el se bajó muerto de la risa".

"Su desfachatez llegó al punto de que luego de bajarse, nos mostró las dos ratas desde la acera y nos hizo muecas".

El episodio ocurrió sobre las 3:30 de la tarde y la Policía dijo no tener antecedentes de un caso similar.

"Todos en la buseta se quedaron callados y los otros 20 minutos de viaje los pasé pensando en los extremos a los que ha llegado la inseguridad en esta ciudad", concluyó la señora de Bedoya.

Tomado de EL TIEMPO

8 Opinaron:

Falena Azul dijo...

Qué horror!!!
Estamos muy, pero muy mal. Y lo peor es que mucha gente está contenta. De qué? ni idea... de verle la cara al presi, será

UnoMas dijo...

Increible, hasta donde hemos llegado, y la policía como siempre tan ineptos para todo lo que no implique molestar a las personas "de bien"

Lou Goubreé dijo...

¿Qué será?

O la situación de escasez está tan grave que ya los ladrones no tienen plata para la "hechiza" (arma de fuego de fabricación "artesanal"), o la profesión se volvió tan monótona...

Tanger Soto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tanger Soto dijo...

Falena: Igual van a seguir siendo felices, porque Edgar les dice

Unomás: Es que ni ineptos alcanzar a ser, faltos de espiritu diría yo, igual como iban a encontrar el arma?

Lou: Creo que más bien la profesión se volvió monótona

El Mazo dijo...

Pues, ratas usando ratas, hasta dónde ha caído la profesión

Paula Andrea dijo...

Lo triste del caso es que no hay quien defienda a los ciudadanos. Todo con la policía se va en trámites absurdos que lo único que logran es que uno desista de que hagan justicia.

Creo que yo les habría entregado hasta el alma porque le tengo físico pánico a esos animales :s

Tanger Soto dijo...

Mazo: hombre en esto lo atracan a uno con piojos

Paula Andrea: A ratos creo que ni culpa de los policias es, cómo encuentran el arma homicida? ni csi podría agarrarlos...
Ahi esta el ingenio colombiano